Saltar al contenido
colchonesparahoteles.com

Colchones para hoteles

¡Bienvenidos al primer post en nuestro blog de colchonesparahoteles.com!

Los que nos dedicamos al sector del descanso y conocemos de primera mano las necesidades de nuestros clientes, observamos la tendencia existente entre el público de buscar un colchón con unas características similares al que probaron en su estancia en un hotel.

Descansar bien en un hotel

Esto es algo bastante común y no es fruto de la casualidad. Estos clientes que aparentemente carecen de una buena calidad de descanso, consiguen al dormir en un hotel el descanso que llevaban buscando tanto tiempo. 

Automáticamente consideran que han obtenido ese cambio debido a las características del colchón y de ahí su búsqueda incesante en un colchón similar o incluso el mismo modelo.

¿Qué debemos saber?

Desde colchonesparahoteles.com queremos entrar en profundidad en este asunto y reflexionar acerca de esta tendencia tal y como hacemos con nuestros clientes.

Lo primero que nos gustaría recalcar es que el descanso es algo muy importante en nuestras vidas y existen multitud de factores que pueden alterar este ciclo. 

El hecho de desconectar de nuestro día a día, liberarnos del estrés y disfrutar de una cálida estancia en un hotel ya nos permite relajarnos de una manera multiplicada a la que lo haríamos en el colchón de nuestra casa, permitiendo a nuestro cuerpo y a nuestra mente descansar mucho mejor.

 

Reflexiones sobre el descanso

Este primer punto nos lleva a la reflexión de que en el descanso influyen otros factores que no son físicos y como expertos en el sector no podemos dejarlos de lado.

En futuros artículos hablaremos detenidamente de estos factores externos como la iluminación, el ruido, el olor, incluso como hasta la ventilación de nuestro dormitorio puede afectar nuestra calidad del sueño.

En segundo lugar tenemos el factor físico que se muestra de forma más evidente. 

Obviando el caso del cliente que tiene un colchón en mal estado y consigue descansar en un hotel debido simplemente al estado del mismo, nos encontramos con clientes que aún teniendo un colchón en buen estado notan en su espalda un gran alivio al dormir en un hotel y esto responde a otras cuestiones.

Estado de nuestro colchón

Aunque aparentemente nuestro colchón esté en buenas condiciones es evidente debido a la gravedad que los materiales de los que está compuesto dicho colchón vayan cediendo a nuestro cuerpo y amoldándose a él conforme pasan los años. 

Esto se incrementa muchísimo en personas que adoptan ciertas posturas al dormir y que las mantienen durante gran parte de la noche, deformando el colchón por una parte en concreto. 

Por no hablar de la diferencia de pesos que puede haber entre una persona y otra y el consecuente desnivel que puede causar en el colchón.

Por supuesto existen en el mercado diferentes opciones para cada tipo de público y que pueden cubrir todas sus necesidades, pero no siempre acertamos con la compra o no encontramos a una persona que nos asesore bien.

En el caso de los hoteles esto es más complicado que pase, debido a que la complexión y el uso de las personas que duermen en esos colchones es mucho más variado, impidiendo que los colchones adopten la forma del cuerpo de los que duermen en él.

Cualquier persona con una dolencia en la espalda que acostumbre a dormir en un colchón que ha cogido su postura y su forma notará un gran alivio al descansar sobre una superficie menos cedida y más enderezada.

El tiempo, factor clave en el descanso

Cómo tercer y último factor para analizar la calidad de descanso de los clientes que duermen en colchones de hoteles tenemos otra de las claves fundamentales del descanso, el tiempo.

Como no podría ser de otra forma el tiempo es el tercer y no por ello menos importante factor con el que contamos para concluir nuestro análisis.

Ni que decir tiene que por desgracia nuestras horas de sueño se ven lastradas por numerosos quehaceres de nuestro día a día. El trabajo, el cole, los niños, son demasiadas cosas que no nos permiten dormir las horas suficientes que nuestro cuerpo necesita para rendir al cien por cien.

Exceptuando las personas que necesitan dormir en hoteles por temas de trabajo, la mayoría de las personas disfrutamos de la experiencia hotelera en nuestro periodo estival.

 Nada mejor que un buen hotel para descansar después de todo el día recorriendo nuestra ciudad favorita y dormir ocho o diez plácidas horas sin un despertador que nos interrumpa nuestro cálido sueño en medio de nuestras vacaciones.

Conclusiones

Llegados a este punto comprenderéis que, aunque el colchón del hotel sea de una calidad excepcional no significa que sea el único que hizo posible que nuestro cuerpo y nuestra mente llegasen a ese punto de relajación idóneo para que notásemos de esa forma tan evidente como nuestro cuerpo estaba totalmente descansado.

La tarea de elegir un buen colchón nunca es sencilla, en colchonesparahoteles.com valoramos el esfuerzo que hacen los hoteles para que sus huéspedes consigan ese estado de relax en el que puedan disfrutar y relajarse con totalidad. Elegir un buen colchón para sumar y poner la guinda del pastel al descanso perfecto de sus clientes es nuestro objetivo.

¡Síguenos en nuestras redes sociales!